Especialistas Tierragro

El gato, un nuevo miembro en la familia

Anteriormente en la formación médica veterinaria poco se profundizaba en el tema de gatos, puede ser porque los docentes no se imaginaban el crecimiento de la población felina como animal de compañía o simplemente no había el suficiente conocimiento como para atreverse a entrar a este mundo felino, fue solo hasta hace unos años que nos dimos cuenta que había mucho por aprender de esta especie y vimos el notable crecimiento de los gatos como mascotas.

Algunos de los factores más influyentes en el incremento de la cantidad de gatos en los hogares, y esto lo pueden certificar los propietarios de estas mascotas, es su especial comportamiento, su manera de adaptarse y su independencia.

Es gracias a este auge que hemos venido celebrando el Mes del Gato, que se creó principalmente para generar conciencia de la tenencia responsable y enseñar a los propietarios los cuidados que requieren los gatos en todo su entorno.

El Día Internacional del Gato se celebra cada 20 de febrero en homenaje al fallecimiento de uno de los gatos más emblemáticos de la historia, se trata del Gato "Socks" el cual fue adoptado por la hija del entonces Gobernador, Bill Clinton, el cual luego fue el gato de la Casa Blanca desde el año 1993 hasta el año 2009 cuando murió.

Los gatos tienen un instinto depredador muy bien desarrollado, por esto tienden a jugar con objetos que tengan movimiento y es por esta razón que es importante contar con mallas de seguridad en ventanas, sobre todo, en pisos altos, ya que si el felino ve pasar un ave u otro animal volador, se abalanza sin pensarlo, siendo estos accidentes la principal causa de muerte en gatos. Se recomienda contar con varios juguetes en la casa además de un rascador y así evitar que los muebles sean su lugar favorito para limar sus uñas, acción que hacen por instinto natural.

ALIMENTACIÓN

Si deseamos que nuestro gato crezca sano y fuerte debemos garantizarle una buena alimentación; equilibrada y acorde a sus necesidades.                      .
El gato es un carnívoro, en su dieta son indispensables los nutrientes de origen animal, su metabolismo necesita una gran cantidad de proteínas y grasas procedentes tanto de carne como de pescado.

Algunas de las enfermedades más recurrentes en el gato son de origen gastrointestinal y renal, esto debido a varios factores nutricionales como alimentación de baja calidad, bajo consumo de líquido, altos niveles de sodio en su dieta, entre otros. Existen algunas opciones de alimento que debemos tener en cuenta para un óptimo mantenimiento de nuestra mascota.

Alimento Seco: Se encuentra en forma de granos de distintos tamaños y composiciones. Se trata de comida balanceada, excelente opción para una alimentación completa. Otro aspecto interesante es que la textura crujiente ayuda durante la masticación a la eliminación del sarro dental. Con este tipo de dieta, el gato necesitará beber más agua. 

Alimento Húmedo: Lo encontramos normalmente enlatado, este tipo de alimento suele ser exitoso aunque no conviene una dieta exclusivamente de latas. Hay que prestar especial atención a la composición o adquirirlas de marcas de confianza. El alimento húmedo suele incrementar el olor del aliento y de las heces del animal, además, estas presentarán a menudo una consistencia demasiado blanda, por ello es ideal brindar este alimento cuando identificamos que nuestro gato no gusta mucho de beber agua.

 

Dieta B.A.R.F.: Acrónimo de Biologically Appropiate Raw Food “alimentos crudos biológicamente apropiados”. Este tipo de alimento relativamente nuevo pretende volver a la alimentación natural de las mascotas, brindando un menú natural balanceado libre de granos. Es otra de las alternativas de alimentación sana.

 

Recuerde que cada animal es diferente y que además de una buena alimentación se debe brindar un confort ideal, gimnasios, rascadores, juguetes y espacios donde puedan alimentarse tranquilamente, alejado de sus cajas de arena, respetemos sus espacios y hagamos respetar los nuestros, ¡cada uno en su cama!

 

Por:

Mario Alejandro Bedoya P.

Médico Veterinario

 

Administrador Punto de Venta

 

 

Comparte esta noticia

 

bt-regresar-noticias-tierragro