Noticias

Perros y gatos sí pueden convivir

La veterinaria Sandra Piedrahíta de nuestro supermercado Tierragro explica qué hacer para tener estos animales en la misma vivienda.

 

"Los dueños de mascotas deben entender que esta es una tarea que requiere mucha paciencia"

Sandra Piedrahíta Veterinaria

 

Para muchos amantes de los animales, las mascotas son un miembro más de la familia. Pero, gracias a un mito, muchos se abstienen de convivir con dos especies en la misma casa. "Los perros persiguen a los gatos", "perros y gatos son enemigos naturales", "viven como perro y gato" son algunas de las frases que han alimentado durante mucho tiempo el mito que impide tener a estas dos especies en el mismo espacio. La veterinaria Sandra Piedrahíta Osorio, experta en el comportamiento animal de ambas especies, desmiente la idea y da consejos para que los amantes de perros y gatos puedan tener a ambos en sus casas, sin preocuparse.

"Claro que los perros y gatos pueden convivir juntos", aclara la veterinaria que lleva 15 años dedicada a atender a estos animales. Según Piedrahíta, es importante tener en cuenta que nunca un perro se comportará como un gato o al revés, porque cada especie tiene características únicas. "Los perros son más juguetones y cercanos a los humanos por descender de especies que vive en manada. Los gatos vienen de especies que cazan de manera solitaria, lo que los hace mucho más independientes", explica. Por eso, aconseja pensar muy bien al momento de elegir el compañero de una mascota que ya se tiene o escoger a ambas mascotas al tiempo. Q'HUBO le trae algunos consejos, si quiere tener un perro y un gato en su casa; eso sí, recuerde que lo principal y más importante es tener mucha paciencia.

1. Intente llevarlos al mismo tiempo

Para la veterinaria Sandra Piedrahíta, si decide tener un perro y un gato en la misma vivienda, lo ideal es que ambos sean escogidos al mismo tiempo y en el mismo lugar. Crecer juntos y acomodarse al otro cuando aún son cachorros es mucho más fácil.

No por eso es la única forma. Si ya tiene uno y quiere tener un animal de la otra especia, siga el paso 4.

2. Estar muy atento a las actitudes

No por llevar pequeños o por juntar a una mascota nueva con una que ya lleva tiempo en la vivienda, sin que se ataquen en un primer momento, se garantiza que la tarea está lograda.

Los amos deben seguir de cerca las actitudes que toman tanto los perros como los gatos con la otra especie para evitar que uno de ellos dañe al otro al sentir su espacio amenazado.

3. Separe las comidas

Los nutrientes que necesitan los perros y los gatos son diferentes, por eso es importante asegurarse de que cada uno se coma su propia comida.

"Los animales son muy propensos a probar la comida de los otros y dejar la suya", aclara Piedrahíta. Por eso, es bueno dejar la comida de los gatos en un lugar alto, solo para ellos y establecer horarios para alimentarlos.

4. Juntarlos es una tarea progresiva

Si ya tienen una mascota y quiere ingresar una segunda de otra especie, la veterinaria recomienda hacerlo lentamente porque, "si se ingresa la segunda mascota sin preparar el terreno, la que ya lleva más tiempo puede sentir que le invaden su territorio". Por eso es bueno separarlos, mezclarles sus juguetes y cobijas, tocar uno y luego al otro y juntarlos por lapsos cortos primero.

 

Fuente: http://qhubo.com/epaper/medellin/ Periódico Qhubo 23 de abril de 2015 

Karen Londoño

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Comparte esta noticia

 

bt-regresar-noticias-tierragro